PEDRO RUIZ GALLO

 

Nació en Chiclayo, en 1831. Es un destacado militar e inventor. A los quince años ingresó al Ejército, donde destacó y rápidamente ocupó importantes cargos.

 

Participó en el combate del 2 de Mayo ante las fuerzas españolas. Luego de esto pudo dedicarse a construir un gran reloj para Lima, como había hecho antes para la ciudad de Chachapoyas, proyecto que contaba con el beneplácito del presidente José Balta. En 1870 se inauguró el monumental reloj en los jardines (Parque) de la Exposición.

 

En 1878 publica el folleto "Estudios generales sobre la navegación aérea y resolución de este importante problema" donde estudia los globos aerostáticos y las ventajas de los modelos de máquina aérea que él presenta. Convencido que la navegación aérea no se desarrollaría por medio de globos, proyecta un aparato producto de 34 años de experimentos: El Ornitóptero.

 

Durante la Guerra del Pacífico, y tras la pérdida del monitor Huáscar, trabaja en la fabricación de torpedos para ser usados contra los barcos enemigos. En su propio domicilio instaló un taller de experimentos, donde trabajó con gran esfuerzo.

 

Su fructífera vida terminó en abril de 1880, cuando por accidente ocurrió la explosión de un torpedo en la maestranza del puerto del Callao. Sus restos reposan en la Cripta de los Héroes.

 

 

PEDRO PAULET MOSTAJO

 

Nació en Arequipa, en 1874. Es un renombrado investigador y pionero de la astronáutica. A los 15 años construye cohetes con cámaras impulsoras modificadas, que le permiten permanecer funcionando más tiempo en el aire. A los 17 años ingresa a la Universidad San Agustín, donde obtiene el bachillerato en Letras y en Ciencias, luego viaja a Francia para estudiar Ingeniería y Arquitectura en la Universidad La Sorbona.

 

La experiencia en Europa le permite perfeccionar sus conocimientos. El primer dispositivo que diseñó fue un dispositivo mecánico similar a una rueda de bicicleta, provista de dos cohetes, que giraban sobre un eje, conocido como la girándula mecánica.

Posteriormente, Paulet tuvo la certeza de haber encontrado en el cohete el motor insuperable para toda clase de vehículos y especialmente para los aéreos. Frente a los motopropulsores a vapor, eléctrico y de explosión que eran los más avanzados al principio del siglo XX, él ya había logrado diseñar y construir un motor superior, mediante la utilización de fuerzas explosivas retro-propulsoras.

 

Entre sus inventos más importantes figuran el “motor experimental Paulet”, la “girándula”, y el “avión torpedo”, cuyos planos sirvieron de base para los futuros proyectos espaciales desarrollados por las potencias mundiales. Sus investigaciones y diseños le valieron ser reconocido como uno de los principales precursores de la astronáutica.

 

 

 

JORGE CHÁVEZ DARTNELL

 

Nació en París, en 1887, hijo de padres peruanos. Es el  máximo héroe de la aviación civil peruana. En febrero de 1910 ingresa a la escuela de aviación Farman, donde el 28 de ese mes realiza en un biplano Farman su primer vuelo manteniéndose en el aire una hora y 42 segundos, luego de esto obtiene su brevete internacional de piloto.

 

Su pasión por el vuelo lo impulsa a participar en las competiciones aéreas de Biarritz, Niza, Tours, Lyon, Budapest, Rouen y Champagne. En julio de 1910 alcanzó el récord de altura con 1,755 metros. Luego volvió a batir el récord mundial de altura en Issy-Les-Moulinreaux, llegando a volar a 2.652 metros

Con estos éxitos decide participar en el más atractivo reto de la época: el cruce de Los Alpes. Despegó pilotando el Bleriot XI de Brig, Suiza,  el 23 de setiembre de 1910, pasando por el Simplon. Después de 51 minutos llegó a su destino final: la ciudad de Domodossola, Italia, logrando la hazaña, pero a los 20 metros de altura las alas colapsan debido a los esfuerzos soportados y el avión cae.

 

Herido de gravedad, Chávez es conducido al hospital local, donde padece una larga agonía. Personalidades de todo el mundo, reyes, presidentes, fabricantes de aviones, le envían mensajes de felicitación por el logro de su hazaña.

 

A las tres de la tarde del 27 de septiembre de 1910, Chávez entregó su vida, inscribiendo su nombre entre los inmortales. La noticia de su muerte consternó al mundo. Las autoridades de ambos lados de los Alpes se hicieron presentes en Domodossola para los funerales.

 

Recordemos que sus últimas palabras fueron: "Arriba siempre arriba", lema de los aviadores peruanos.

 

En 1957 los restos mortales de Jorge Chávez fueron repatriados Lima desde Francia, para ser depositados en un mausoleo en la Base Aérea Las Palmas.

 

 

JUAN BIELOVUCIC CAVALIE

 

Nació en Lima, en 1889. Es un gran piloto y propulsor de la aviación.  Fue educado en Francia, país donde aprendió a volar.

 

A fines de 1910 llega a Lima, con el brevete de piloto N°87 que luego revalida en el Perú, donde ya se había formado la Liga Nacional Pro-Aviación.

 

En 1911 realiza el primer vuelo sobre Lima, partiendo del campo del hipódromo de Santa Beatriz, alcanzando los 40 metros de altura, a bordo del avión Voisin. Días después nuevamente cruza el cielo de Lima rumbo a Ancón, en un recorrido de 36 kilómetros, en 23 minutos.

 

En 1912 regresa a Europa y realiza el raid París-Burdeos cubriendo un recorrido de 500 kilómetros. Al año siguiente cruza Los Alpes, siguiendo la ruta de su amigo Jorge Chávez, alcanzando una altura de 3,200 metros, aterrizando en Domodossola luego de 28 minutos de vuelo y con un recorrido de 25 kilómetros. Participó en la Primera Guerra Mundial como piloto para la aviación francesa en misiones de observación y reconocimiento. Por sus conocimientos fue nombrado Director de la Escuela Aviación de Reims. Regresa al Perú en 1930 luego de 18 años de ausencia. Posteriormente regresa a Europa donde falleció el 14 de enero de 1949 en París.

Copyright  ©  2016 AOFAP                   Av. Paseo de la República 6364 Miraflores Telf: 445 2352